Tierra cruda, cómo parte de la transición ecológica.

Tierra cruda, cómo parte de la transición ecológica.

Alianza Clima, Vida y Salud convocó a los medios para contarles un proyecto presentado en el HCD de Lobos:

«Comunicamos a  nuestros vecinos que Alianza Clima, Vida y Salud Lobos el día 28 de julio ha presentado un proyecto de ordenanza en el HCD para fomentar y reglamentar las obras de Arquitectura y Construcción con tierra cruda y tecnologías de construcción afines como parte de las acciones conducentes para consolidar la propuesta de transición ecológica en el marco del cambio climático planetario del cual Lobos no escapa a sus consecuencias.
Con esta nueva propuesta contribuimos a generar políticas de gobierno aplicables desde el Estado municipal que nos permitan mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero como así también, dar inicio a un proceso de adaptación en el contexto del reforzamiento de la respuesta mundial del cambio Climático, el desarrollo sostenible y los esfuerzos por erradicar la pobreza, siendo hoy el acceso a una vivienda digna una de las mayores causas de desigualdad que nuestros vecinos enfrentan en términos de Necesidades Básicas Insatisfechas.

VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE LA CONSTRUCCIÓN CON TIERRA CRUDA
La tierra cruda presenta una serie de importantes ventajas con respecto a los materiales deconstrucción industrial más usados actualmente, entre ellas destacamos:
– Es posible contar con tierra como material de construcción en cualquier parte del mundo y en abundancias.
– No es tóxica, no provoca ningún daño a la salud, siempre y cuando ese suelo no haya sufrido ningún tipo de contaminación (vertederos, derrames de químicos, etc.)
– Es 100% reciclable, renovable y reutilizable siempre y cuando no se haya mezclado con algún material fabricado por el hombre (como el cemento).
– No requiere de un gran gasto energético para ser utilizada.

– Es muy económico, por lo que la convierte en el material más accesible para construir.
– Regula la humedad interior de la casa, evita condensaciones, por lo que la casa puede «respirar» esto evita algunas enfermedades como bronquitis, asma y resfríos.
– Nos protege de las ondas electromagnéticas, nos protege de antenas de celulares, ondas satelitales y otras que perjudican nuestra salud.
– Estéticamente se pueden hacer hermosas construcciones que se convierten en obras de artes habitables.
Gran capacidad como aislante térmico
El material del que está constituido el adobe y el tapial es un buen aislante térmico. El interior de una casa construida con este material requerirá un uso mucho menor de sistemas de climatización que en una convencional de materiales industriales. Las casas construidas con barro resultan frescas en verano y cálidas en invierno logrando fácilmente un agradable bienestar térmico. El coeficiente de conductividad térmica del adobe es de 0.25 W/m², siendo el del ladrillo de 0.85W/m² y el del hormigón/concreto de 1.50 W/m²
Gran capacidad como aislante sonoro
El adobe y el tapial resultan ser también muy buenos aislantes acústicos. Las viviendas construidas con tierra cruda quedan más aisladas de los ruidos exteriores, resultando más silenciosas que otras construidas con materiales industriales convencionales. Por otro lado, su superficie irregular difumina el ruido producido del interior de las viviendas, lo que evita las reverberaciones y propicia un interior más silencioso y agradable.
Ahorro energético en climatización
La capacidad de aislante térmico de los muros construidos con tierra reduce o incluso evita el uso de sistemas de climatización, lo que supone un ahorro económico, energético y de emisiones de Co2 muy importante. Una vivienda construida en adobe o tapial en países fríos y que contase con alguna técnica ecológica de climatización, como por ejemplo la energía solar pasiva, podría llegar a prescindir totalmente de sistemas de calefacción que consuman combustibles.
Fabricación de bajo impacto ambiental
Para la fabricación y procesado de los adobes o para la conformación de los muros de tapia, se emplea mucha menos energía que la necesaria para fabricar otros materiales convencionales. Para la fabricación de ladrillos o de bloques de hormigón, así como de los cementos, se recurre a la quema de combustibles fósiles para obtener las altas temperaturas necesarias en su procesado industrial. En cambio, el adobe y el tapial se pueden fabricar a mano y dejar secar al Sol. El adobe requiere una energía de 2000 BTU para fabricarse, (siendo la mayoría de las ocasiones toda ella de origen renovable, limpio y natural), mientras que el ladrillo necesita 15 veces más energía (30.000BTU), siendo necesario además en su fabricación la quema de combustibles que emiten Co2.
Reintegración a la naturaleza
El adobe y el tapial, por estar constituidos con materiales locales y presentes naturalmente en el medio, pueden tener una reintegración total a la naturaleza una vez que el edificio ya ha pasado su vida útil. En cambio el ladrillo, el hormigón/concreto y el cemento no se reintegran a la naturaleza una vez que el edificio ha perdido su función, quedando como escombros y provocando un impacto ambiental mucho mayor
Resistencia del material
Aunque la resistencia de estos materiales puede ser inferior a otros industriales existentes como el ladrillo, a escala humana resulta suficiente. Un edificio de adobe y tapial correctamente construido y mantenido puede llegar a superar fácilmente los100 años de vida útil en buen estado. En teoría y con el mantenimiento adecuado, un edificio de adobe podría resistir de manera indefinida.
Resistencia al fuego
Debido a su naturaleza físico-química, la tierra cruda presenta una gran estabilidad y resistencia al fuego, resultando esta claramente superior a otros industriales como el acero y el ladrillo. – Al ser un material inerte, no puede incendiarse, no recibe ataques de insectos y tampoco se pudre, siempre y cuando esté bien aislada del suelo, con unos buenos cimientos.
Posibilidad de autoconstrucción
Este material, al encontrarse de forma natural en el terreno y al contar con un proceso de fabricación sencillo que no requiere equipo complejo, puede fabricarse de manera manual sin mucha complicación. Fácil de trabajar, por ser maleable y moldeable por cualquier tipo de persona; mujeres, niños, ancianos.

DESVENTAJAS:
– Una de las mayores desventajas que tiene la construcción natural es la mala fama que se le ha hecho a la tierra como material de construcción, se piensa que es sucia y que no es capaz de resistir movimientos sísmicos…hoy en día con los estudios que se han realizado y con todas las precauciones necesarias, solamente basta una buena estructura, en este caso, tabiquería, para solucionar el problema.
– Al estar en contacto directo con agua se humedece y posteriormente se desmorona, por lo que debemos proteger con aleros más largos y en otras ocasiones impermeabilizar.
– Aunque muchos lo esperan, es imposible poder dar fórmulas para preparar las mezclas perfectas, ya que todas las tierras no son iguales, es necesario SIEMPRE hacer estudios y/o análisis de suelo.
– Es difícil encontrar profesionales que conozcan cómo trabajar con tierra, por eso resulta indispensable acompañar el fomento de esta técnica con cursos de capacitación para adquirir los conocimientos necesarios y generar nuevas fuentes laborales que tanta falta nos hacen.

EL PROYECTO.

Ord. bioconstrucción

Leave a Reply

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.