Llena estadios, está en nuestra rutina y lo proyectan como esperanza para el país – Lanzan “AMAIZADOS”

Llena estadios, está en nuestra rutina y lo proyectan como esperanza para el país – Lanzan “AMAIZADOS”

PRENSA FADA/ El maíz sostiene a miles de familias a lo largo del país y pisa fuerte en el mundo. Con centro en Córdoba, provincia que produce más del 30% del maíz argentino y siembra 4 millones de Kempes. Además de alimentarnos, nos viste, nos cura y nos transporta. ¿Hay un potencial que falta desarrollar? ¿Puede traccionar más crecimiento? Anuncian un proyecto, impulsado por cinco instituciones, para trabajar en nuevas oportunidades que ayuden al país.

Le llaman la “fuerza del maíz”, que corre por todo el país y su punto neurálgico es Córdoba, donde se produce más del 30% del maíz argentino, y se siembran el equivalente a 4 millones de estadios Kempes. Argentina es el segundo exportador mundial y el maíz es fuente de sustento de un cuarto de millón de familias (*). Lo definen como “el grano noble”, fuente renovable con alta capacidad de transformarse y en el que ven una esperanza para ayudar a traccionar al país.
“Amaizados”, es una nueva iniciativa impulsada por cinco instituciones, que trabaja desde Córdoba para un fin nacional. Bajo el slogan “Crecer juntos, abrazados al maíz”, se lanzará en varios espacios de la Expo Rural Río Cuarto. El viernes 9 de septiembre a las 11:00 en salón Chopitea (Espacio del Ministerio Agric. Y Ganad. Cba., junto a Ministro Sergio Busso) y el sábado 10 de septiembre durante el acto de Apertura de la Expo. Convocan a participar de este proyecto a actores de la cadena maicera, otras entidades, áreas de gobierno, ámbitos educativos y a toda la sociedad.
Dos noticias, una esperanza
La primera noticia sobre la que quiere trabajar esta Organización, es que hay más potencial por desarrollar en la cadena del maíz y que podría ayudar a avanzar en el bienestar del país. Tanto para seguir alimentándonos como también para generar más industria, por ejemplo, en productos elaborados que no tengamos que traer de afuera. Además, se puede crecer en investigación, bioenergías y otras aplicaciones a partir de un cultivo que es sustentable, cuidando al ambiente. Es una esperanza.
La segunda noticia, tiene que ver con sacar a la luz los diversos usos que hacemos cotidianamente del maíz, donde podemos visualizar aún más ese potencial. “Ya sabemos que nos alimenta, con la polenta o el choclo. Pero, no todos sabemos que además nos viste, nos cura y nos transporta. Porque el maíz está en nuestra ropa, medicamentos y en la nafta para movernos. Genera electricidad y calefacción. Además, está en bioplásticos, elementos de higiene, cosméticos, bebidas y hasta golosinas”, enumera Laura Tamiozzo, impulsora de “Amaizados”, como representante de INTA. Es “la fuerza del maíz”, con diversas aplicaciones para nuestra vida cotidiana y donde hay más por hacer.
En el ránking nacional, Río Cuarto es el primer departamento en producción de maíz. Y también uno de los que más agrega valor. “Amaizados”, surge desde esta región sur de Córdoba y con proyección nacional, impulsada por cinco instituciones: INTA, la Asociación de Ingenieros Agrónomos del Sur de Córdoba, la Facultad de Agronomía y Veterinaria de la Universidad Nacional de Río Cuarto, la Sociedad Rural de Río Cuarto y el Gobierno de Río Cuarto.
Un potencial que espera
“En un país con altos niveles de pobreza, la prioridad del maíz es la de alimentarnos, pero lo que no se utiliza lo estamos desaprovechando, podríamos desarrollar más industria, transformarlo en productos elaborados, en energías renovables y hasta en bioplásticos, destaca Germán Di Bella, impulsor Amaizados, por el Gobierno de Río Cuarto.
“A mayor transformación de maíz, más empleo y recursos. Y, además, alrededor de nuevas plantas o fábricas se crea una demanda de casas, escuelas, comercios y servicios, lo que suma más desarrollo económico y social de la zona”, describe Alfredo Castañeira, impulsor de “Amaizados, por la Soc. Rural de Río Cuarto.
“Para que este potencial se haga realidad, hay que direccionar inversiones, pero se necesitan políticas nacionales y provinciales que las faciliten. Además de un marco de estabilidad y sincronizar las áreas del maíz: las cárnicas, el consumo interno y la exportación,” advierte Heraldo Moyetta, impulsor Amaizados, por la Soc. Rural de Río Cuarto.
¿Por qué es importante el maíz para los argentinos?
“La cadena maicera genera más de 240 mil puestos de trabajo. Hay muchísimos rubros y profesiones trabajando. Implica a los que trabajan en el campo, en transporte, en plantas y fábricas y a los que están en las ciudades, como ingenieros, contables, investigadores, los de tecnología, asesores, y muchos más”, detalla Daniel Pahud, impulsor “Amaizados” por la Asociación de Ingenieros Agrónomos del Sur de Córdoba.
“La importancia del maíz ya viene desde nuestros comienzos como humanidad, cuando dejamos de ser nómades y empezamos a cultivar, facilitó a que los pueblos sean autosuficientes, evitar guerras y luchar contra las hambrunas”, recuerda Ernesto Monchietti, impulsor “Amaizados” por la Soc. Rural de Río Cuarto.
“Hoy hablamos de crecimiento sustentable, porque además de todas sus aplicaciones, el maíz es clave para cuidar el suelo, el agua y purificar el aire. Absorbe dióxido de carbono y expulsa oxígeno como lo hacen los bosques., agrega Francisco Demarchi, impulsor “Amaizados”, por la Asoc. Ing. Agrón. del Sur de Cba.
«El maíz, cuida el suelo a partir del rastrojo y la captación de carbono; y tiene tipos que crecen con poca agua. Con sus usos y subproductos puede lograr una economía circular”, agrega Agustín Cuffia, representante de la Asoc. de Ing. Agr. del Sur de Cba.
“Si logramos ver que, para lograr un cultivo de maíz, además de la semilla, se necesita toda una cadena de voluntades humanas y climáticas, dimensionaremos cuán importante es”, analiza José Martínez, impulsor “Amaizados”, por la Asoc. Ing. Agrón. del Sur de Cba.
Un mensaje AMAIZADO
“También queremos contarle a la sociedad la historia que hay detrás de esa polenta que compramos o de los copos del desayuno. Todo lo qué pasó para que nos llegue y a cuánta gente le dio trabajo”, comenta Máximo Deym, impulsor de “Amaizados” por el Gobierno de Río Cuarto.
“Estamos trabajando en el proyecto “Amaizados”, porque hay un mayor potencial que está ahí, esperándonos. El maíz tiene la capacidad de contribuir al desarrollo, identidad, conocimiento, ambiente y bienestar general, destaca César Núñez, impulsor “Amaizados”, por la Facultad de Agron. y Vet. de la Univ. Nac. de Río Cuarto.
Este proyecto convoca a actores de la cadena y de la sociedad en general. “Con la fuerza del maíz, reactivemos la esperanza en lo nuestro”, concluyen desde “Amaizados”.

(*) Las cifras son de Fuente: FADA (Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina)

Leave a Reply

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.