Marea Lobos, Ni Una Menos » NOS CUIDAMOS. EN LAS CASAS Y EN LAS OLLAS POPULARES»

Marea Lobos, Ni Una Menos » NOS CUIDAMOS. EN LAS CASAS Y EN LAS OLLAS POPULARES»

INFORMA MAREA LOBOS-
Emergencia por Violencia de Género. Reconocimiento de las Promotoras de Género. Ni Una Menos.
Durante la pandemia se puso en el centro de la escena política el rol del Estado y las tareas de cuidado que deben tomarse, ya que la vida se encuentra gravemente amenazada por un virus. Esto puso de manifiesto las desigualdades preexistentes en nuestra sociedad, que está haciendo que algunas vidas puedan salvarse más que otras.
Las violencias por razones de género se incrementaron durante la pandemia. El hostigamiento y las amenazas se intensificaron a la vez que disminuyó la capacidad de acción de la asistencia del Estado, y la justicia frenó gran parte de su actividad. Un combo que empeoró la situación en la que ya nos encontrábamos.
A pesar de las dificultades, las redes de mujeres, lesbianas, trans y travestis siguen sosteniéndose. Como con todo, los espacios se virtualizaron y el abrazo tan necesario para estas situaciones no puede darse. Es triste no poder abrazar a una mujer que vive envuelta en el temor y el miedo. Pero usamos entonces más palabras para consolar esos abrazos.
La falta de trabajo, la situación económica del país y las consecuencias de salud en el mundo centraliza los debates públicos. Los medios de comunicación tradicionales hacen su aporte al blindaje mediático para sensacionalizar la angustia y la muerte. Es que de fondo se pone en debate los engranajes del capitalismo, sus fracasos, sus peligros y sus oportunidades. Y todes dan batalla. No se quedan de brazos cruzados quienes creen que esta pandemia es una buena oportunidad para callar al feminismo, para tapar la ley de IVE y la ley de Identidad de Género, para no hablar de educación sexual, para beneficiar a abusadores.
Lo aprendido no se puede desaprender y esta generación heterogénea (en edad, clase, raza, identidad de género y orientación sexual) está cimentando ideas transformadoras que modifican los hábitos, las costumbres, la afectuosidad.
Este 3 de junio se cumplen 5 años de la enorme movilización de mujeres, lesbianas, trans y travestis que salimos a las calles para pedir que dejen de matarnos. Fue un día clivaje, la iniciación de una etapa nueva en la historia que condensa los reclamos históricos del feminismo pero que se expresa diferente, con les pibis de esta época, y por supuesto con los problemas de este tiempo.
Que este también sea el momento para hablar de lo que nos pasa, porque nos sigue pasando.
¿Quién nos cuida a nosotras y nosotres? El Estado tiene que reconocernos como trabajadoras y legitimar a este cuerpo social de Acompañantes que es central para acercar a la población a las políticas públicas y que sean efectivas en su implementación. Necesitamos que se destinen más recursos a esta área y mayor protagonismo en los temas que desde el gobierno proponen para atender.
La Red Sorora que organizamos desde Marea Feminismo Popular es un ejemplo de tantos que la comunidad construye para cuidarse entre ella. “El barrio cuida al barrio” es una consigna que recupera conceptos que el feminismo venía planteando, de solidaridad, de espacios colectivos, de escucha y acompañamiento, de acciones colectivas, de cuidados amorosos. Vamos por buen camino.
¡Este 3 de junio hacemos nuestro grito y baile feminista junto a las mujeres y disidencias que ponen voluntariamente su vida al frente para cuidar a otras y otres!

Leave a Reply

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.