Literatura para sobrellevar el aislamiento. Hoy el Escritor, Poeta y Microcuentista: Anko Roussle

Literatura para sobrellevar el aislamiento. Hoy el Escritor, Poeta y Microcuentista: Anko Roussle

Hoy queremos que tengas un momento para estos microcuentos. Vale la pena cada uno y seguro que va ser más soportable el aislamiento.

GRACIAS ANKO ROUSSLE POR TU APORTE PARA FM REENCUENTRO.

Microencerrado @1
Hay mucha incertidumbre. La verdad ha sido secuestrada. Nos bombardean de miedosis. «Ese es |el pan nuestro de cada día», reza en las noticias. Mientras tanto, estoy viendo Pandemia en Netflix.
Microencerrado @2
Ahora las clases son virtuales. Las cuentas se pagan virtualmente. El dinero es virtual. La locura es virtual. El Gran Plan es virtual. La III Guerra Mundial es virtual. Y después era don Quijote el loco.
Microencerrado @3
Esta rutina es adorable. Tengo todo el tiempo del mundo solo para mí. Me siento anormal y, al parecer, la normalidad era el problema.
Microencerrado @4
Me imagino que los que viven con la suegra tendrán una hermosa Cuarentena.
Microencerrado @5
El Coronavirus nos ha dado una oportunidad. Hoy, más que ayer, estamos valorando el vínculo familiar, aunque también nos saquemos los dientes, por no estar acostumbrados a vernos las caras durante tanto tiempo.
Microencerrado @6
El escenario mundial está calientito. Dos fuerzas aparentemente antagónicas en lo económico están peleándose: por un lado, la del dólar (o sistema especulativo: USA y Europa) y, por el otro, la economía del oro (o Bitcoin: Rusia y China). ¿Podremos ver por Netflix esta novela de ciencia ficción en atrapantes capítulos?
Microencerrado@7
¿Qué se demuestra en el Vaticano que el Papa haya cancelado las misas?
1 Ganó la ciencia por clara y evidente;
2 La fe es ciega;
3 El miedo a la muerte ha condicionado a los propios religiosos; y
4 Averigua otra respuesta en tu interior.
Microencerrado @8
Estamos en soledad preventiva.
Los 4 Jinetes del Apocalipsis están allí, en la televisión. Y crecen exponencialmente sus sombras sobre el espectador pasivo. Apágala y enciéndete.
Microencerrado @9
Ya no podemos decir «es hora de dormir, mañana hay que trabajar», aunque tiene su ventaja, hay más tiempo para volver atrás y repensar el camino andado.
Microencerrado @10
«Quédate en tu casa, cabeza de termo», dijo una amiga. Es cierto: No salgas a protestar. No pienses que todo este mambo es un gran regalo de las élites. No especules que la tierra es plana. No intentes hacerte amigo del dios que has asesinado. No creas lo que te cuentan los medios alternativos, son conspiranoicos. No te muevas. No hables. No sientas. ¡No!
Microencerrado @11
Respiro, ahora más lento, consciente. ¡Y no hay ningún impuesto del Gobierno que me detenga!
Microencerrado @12

Esta larga pausa me hacer ir hacia adentro, inevitablemente. Y allí, en mi corazón, puedo reencontrar a las tres grandes preguntas olvidadas, debido a la vorágine de esta máquina asesina de almas humanas: de dónde vengo, quién eres y a dónde vamos.
Microencerrado @13
En tiempos de crisis, salen las ratas inmundas de sus cuevas para aprovecharse de la fragilidad de la gente.
Microencerrado @14
¿Por qué sale lo peor de nosotros en tiempos de crisis? El «patriota», deja de ser buen compatriota. El «buen amigo», pregunta si tienes a algún abuelo cerca de su casa. Los «buenos nietos», son separados de su abuelo y su abuela. «Los que estornudan», ya no son confiables en las filas del supermercado. El miedo a la muerte nos vuelve exponencialmente prejuiciosos.
Microencerrado @15
Nos perdemos el rumbo cuando dejamos que nos manipulen los psicópatas de Don Dinero, dijo un poeta.
Microencerrado @16
El virus es mental: bombardeo constante de ideas apocalípticas que nos despiertan esa emoción tan primitiva como lo es el miedo a la muerte. Esta crisis nos recuerda que esto es un «desafío espiritual» o, en su defecto, «existencial», por tanto.
Microencerrado @17
Permitir que el sistema monetarista maneje los hilos de la cultura, es dejarse apuñalar por la espalda, directo al corazón de la humanidad.
Microencerrado @18
Con una mano creamos la pandemia y con la otra oramos al «Señor» para que nos la quite de encima. Lo que nos fuerza a hacer pavadas es la lucha por la sobrevivencia.
Microencerrado @19
Creo que fue Moisés el que dijo que a cada 49 años hay que hacer un Jubileo de la deuda. El Coronavirus es solo el medio; el fin, el reseteo financiero, social y cultural de toda la humanidad. ¿Sería para nuestro bien?
Microencerrado @20
Todas nuestras células obedecen al derecho Natural de la vida en la conciEncia de la humanidad. Sí, somos eternos y universales y eso es legítimo; diStinto y mAquiavélico, es el derecho positivo, que se arroga la autoridad de gobernarnos como partecitas obligatorias de un ESTado. Luego, nos vienen con el rollo del derecho divino y ahora la obediencia es a los representantes de dios en la tierra. Para ambos, nosotros somos unos idiotas. Pero, es al revés, hermanos y hermanas: lo legítimo está por encima de lo legal, la ley natural por encima de la del positivo y del divino. Tú eres tan divino como yo soy humano, por ley natural. También, el que decide si lo han hecho bien o mal: aquéllos, tú y yo mismo. ¿Vivimos una pseudodemocracia?
Microencerrado @21
La auténtica Independencia no es la que habitualmente conocemos, la de un país de otro, más poderoso. No. Es la de cada célula consciente de la vida que le ha tocado experimentar sobre la faz de la tierra: vos mismo, como un círculo. Somos círculos en relación e intersección con otros círculos; en vez de subalternos, de una escalera piramidal violenta.
Microencerrado @22

Mí teoría favorita del Coronavirus es que la Matrix se está actualizando, quédate en casa, así podremos resucitar al Proyecto Nesara.
Microencerrado @23
Lo que nosotros, los ciudadanos comunes y corrientes, estamos pidiendo es que las reglas del juego sean más justas para todos.
Microencerrado @24
Señores y Señoras:
La razón llena de bondad, en estos tiempos de Coronavirus, es la única guía para este descenso a los infiernos, del alrededor y del interior.
Microencerrado @25
Dicen que la muerte anda visitando el planeta masivamente, aunque también dicen que todo esto del Coronavirus es una farsa corporativa. Yo sigo encerrado, esa es mi obligada verdad.
Microencerrado @26
«El miedo baja las defensas», ha dicho un tipo en el programa español Caja de Pandora. Digo, sí, pero antes de eso hay otro punto esencial: para que se active ese miedo, tan primitiva emoción, tendríamos que haber sido toda nuestra vida unos inútiles psíquicos, unos zombies controlados por el Pandemonio. La fortaleza psíquica -o espiritual como avanzaba Jung sobre Freud- es lo que nos ayudaría mejor a protegernos contra el miedo. Y eso no se compra en las farmacias.

Leave a Reply

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.